Tratamiento de lesión medular

Una lesión medular puede representar un punto de inflexión en la vida de una persona, afectando no solo a su movilidad, sino también a su independencia y bienestar emocional. El tratamiento de una lesión medular es un proceso complejo que implica múltiples enfoques médicos y terapéuticos, y varía según la gravedad y la ubicación de la lesión. En el Centro Lescer realizamos tratamientos de rehabilitación de lesiones medulares de forma integral con el fin de dar respuesta a las necesidades físicas, emocionales y sociales de nuestros pacientes.

¿Qué es una lesión medular?

La lesión medular es una alteración de la médula espinal, por causa traumática o por enfermedad, que puede provocar una pérdida de movilidad o de sensibilidad. Por la médula espinal circulan los impulsos nerviosos del cerebro al resto del cuerpo y viceversa. Cuando esta se daña, se interrumpe la comunicación desde el punto donde se ha producido la lesión. Dependiendo del grado de afectación podemos hablar de lesión completa o parcial y las consecuencias tendrán diferentes grados de gravedad.

Causas de una lesión medular

Una lesión medular se refiere a cualquier daño en la médula espinal, que es una estructura ubicada dentro de la columna vertebral encargada de transmitir las señales nerviosas entre el cerebro y el resto del cuerpo. Estas señales nerviosas son responsables de controlar el movimiento, la sensación y otras funciones vitales. Por eso, si la médula se daña, se interrumpe la comunicación desde el punto donde se haya producido la lesión. Las lesiones medulares pueden ser el resultado de diferentes causas, como accidentes, caídas, lesiones deportivas. También determinadas afecciones como tumores, infecciones (meningitis, polio) y enfermedades autoinmunitarias (esclerosis múltiple) pueden dañar la médula espinal. Incluso es posible que una enfermedad vascular (infarto medular, fístula arteriovenosa dural raquídea) sea responsable de una lesión medular.

Diagnóstico de una lesión medular

Cuando una persona tiene signos evidentes de una posible lesión medular, se realizan varias pruebas de diagnóstico como:

Radiografía. Muestran fracturas o cambios degenerativos en los huesos de la columna.

Exploración por tomografía computarizada. A través de esta prueba se extraen imágenes transversales que muestran la localización del daño medular y/o lesiones óseas asociadas.

Resonancia magnética. Se obtienen imágenes mucho más precisas del parénquima medular, utilizando un campo magnético fuerte y ondas radioeléctricas para producir imágenes generadas por computadora. con contraste revelan posibles problemas como alteraciones vasculares (fístulas arteriovenosas, malformaciones vasculares, áreas de infarto o hemorragia).

Tratamientos de lesión medular en Lescer

El tratamiento de lesión medular en el Centro Lescer tiene como objetivo maximizar la recuperación funcional, mejorar la calidad de vida desde el punto de vista físico y emocional, y ayudar a nuestros pacientes y a sus familiares a adaptarse a los cambios que la lesión medular puede haber causado. 

Los tratamientos de lesión medular en Lescer aúnan a todo nuestro equipo de casi 50 profesionales de distintas disciplinas: médicos, neuropsicólogos, fisioterapeutas, logopedas, terapeutas ocupacionales, enfermeros y trabajadores sociales. Todos ellos participan de forma coordinada siguiendo un Patient Journey Map , que es un plan personalizado para cada paciente que nos permite proyectar y organizar nuestros tratamientos de lesión medular y, a su vez, nos facilita la comunicación con el paciente y sus familiares.

Puesto que en la Clínica Lescer contamos con diferentes unidades de trabajo (hospital, centro de día, atención domiciliaria, ambulatoria e incluso telerrehabilitadora), esto nos permite poder combinar las diferentes terapias ajustándonos a las necesidades de cada paciente, en función de los síntomas y de la gravedad de sus lesiones medulares.

Las diferentes terapias que se combinan dentro de un tratamiento de lesión medular individualizado en Centro Lescer son:

Tratamiento fisioterapéutico para la lesión medular

Nuestro equipo de fisioterapeutas  trabaja para mejorar la fuerza muscular, la movilidad, la coordinación y la función sensorial.

Tratamiento postural

Tiene como objetivo tratar de evitar o reducir al máximo posible las complicaciones por posturas poco ergonómicas. 

En la rehabilitación resulta de vital importancia el manejo postural en las movilizaciones o transferencias cuyo objetivo es tratar de evitar o reducir al máximo las posibles complicaciones por malas posturas en la cama o en la silla.

Debido a las secuelas físicas, es necesario prestar mucha atención en el correcto manejo en cuanto a posicionamientos, alineación o traslados y prevención de úlceras en lugares de presión.

Cinesterapia

Conocida como la terapia del movimiento, sirve para reeducar los músculos y para entrenar el equilibrio. Consiste en realizar movilizaciones pasivas, activo-asistidas de las articulaciones afectas, con el objetivo de prevenir contracturas, conservar recorridos articulares y aumentar la extensibilidad articular. También se realizan ejercicios para mejorar el equilibrio, el control postural, la bipedestación, la marcha y las transferencias.

Hidroterapía

La inmersión en el agua reduce el tono de los músculos antigravitatorios. Además de ello, la flotación y la presión hidrostática hacen que puedan realizarse ejercicios con mayor facilidad, así como que mejore la circulación sanguínea. En Centro Lescer adecuamos la terapia acuática a las necesidades individuales de cada paciente. Contamos con un gran número de terapeutas (fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales y logopedas) formados en terapia acuática, lo que nos permite poder mantener un seguimiento más continuo del paciente.

Nuevas técnologias

Las personas con una lesión medular pueden mejorar su grado de movilidad y, por lo tanto, de independencia gracias a algunos dispositivos tecnológicos como, por ejemplo: 

  • Sistemas de estimulación eléctrica funcional. Estos dispositivos usan estimuladores eléctricos para controlar los músculos de los brazos y las piernas, con el objetivo de que las personas con lesiones de la médula espinal puedan caminar o agarrar objetos.
  • Robótica y realidad virtual. En Centro Lescer disponemos de herramientas de robótica específicas para la rehabilitación de la marcha de pacientes con lesión medular como la Lokomat y otras basadas en la realidad virtual como la C-Mill. Para ayudar en la rehabilitación motora del miembro superior y en la recuperación neurocognitiva contamos con el robot Gloreha Sinfonia y el Inmotion2
  • Sillas de ruedas eléctricas. Algunas pueden hasta subir escaleras, desplazarse sobre terreno irregular y elevar al usuario para llegar a lugares altos sin ayuda.
  • Adaptaciones para ordenadores. Para aquellas personas que no pueden utilizar las manos, existen softwares de reconocimiento de voz o la protección para teclados «Keyguards”.
  • Dispositivos electrónicos. Los dispositivos pueden encenderse o apagarse con un interruptor o con mandos a distancia activados por voz y por computadora.

Tratamiento quirúrgico y / o endovascular

En ocasiones, es necesaria la cirugía para extirpar fragmentos de huesos, corregir hernias de disco o vértebras fracturadas que pueden estar comprimiendo la columna vertebral. También puede ser necesaria una cirugía para estabilizar la columna vertebral y prevenir futuros dolores o deformidades.

En otras ocasiones, como las malformaciones arteriovenosas espinales, se realiza un cateterismo para interrumpir el mecanismo de daño medular, consiguiendo revertir los síntomas según cuanto tiempo llevara instaurada la lesión.

Tratamiento farmacológico

Ante una lesión medular el tratamiento farmacológico puede ser necesario para tratar el dolor, prevenir la espasticidad muscular, mejorar la función de la vejiga y el intestino, y abordar otros síntomas relacionados con la lesión medular.

Terapias de neuropsicología

La rehabilitación neuropsicológica nos permite estimular la función cerebral para mejorar la función cognitiva y que así el paciente tenga el máximo grado de autonomía.

Terapias de logopedia

Nuestros logopedas desarrollan diferentes técnicas y ejercicios que permiten restaurar la capacidad de hablar y de deglución.

Terapia ocupacional

Los terapeutas ocupacionales entrenan las habilidades motoras finas y desarrollan estrategias de adaptación en el hogar que permiten a los pacientes ser más independientes a la hora de realizar actividades diarias y de autocuidado.

Asesoramiento psicológico

La adaptación a una lesión medular puede ser emocionalmente desafiante. La terapia psicológica y el apoyo emocional son esenciales para ayudar a los pacientes y a sus familias a enfrentar los cambios y desafíos emocionales que la lesión puede traer, con el fin de evitar o superar la ansiedad, depresión y frustración, que tanto afecta a los pacientes y a su entorno.

Apoyo y formación a las familias

Nuestro tratamiento de lesión medular también incluye un servicio de apoyo, información y educación sobre la patología y sus opciones de tratamiento tanto al paciente como a su entorno y familia, con el fin de que estén capacitados para gestionar la enfermedad en casa.

Tipos de lesión medular que tratamos en Lescer

Las lesiones medulares se clasifican según nivel, su gravedad y su efecto en la médula espinal y las funciones nerviosas:

Lesión completa

En una lesión medular completa que afecta totalmente a la médula, no hay función motora ni sensorial por debajo del nivel de la lesión. Esto significa que los impulsos nerviosos no pueden pasar y la persona experimenta una pérdida total de movimiento y sensación en las áreas del cuerpo afectadas por debajo de la lesión. Los tipos específicos de lesiones completas incluyen:

Lesión incompleta

Si se trata de una lesión medular incompleta, entonces hay alguna capacidad residual para transmitir impulsos nerviosos a través del área lesionada. Esto significa que puede haber sensaciones y movimientos limitados por debajo de la zona de la lesión.

Síntomas de la lesión medular

Los síntomas más comunes son:

Secuelas de la lesión medular

Algunas de las secuelas pueden tener:

Una lesión medular puede tener una variedad de secuelas que afectan a la función física, sensorial y emocional de una persona:

  • Pérdida de movilidad y sensibilidad: Una de las secuelas más evidentes de una lesión medular es la pérdida parcial o total de movilidad y sensibilidad en las áreas del cuerpo que están por debajo de la lesión.
  • Parálisis: Dependiendo de la ubicación y la gravedad de la lesión, puede haber parálisis en las extremidades inferiores (paraplejia) o en las extremidades superiores e inferiores (tetraplejia).
  • Incontinencia urinaria e intestinal.
  • Problemas respiratorios: Las lesiones medulares en la región cervical pueden causar dificultades para respirar debido a la afectación de los músculos respiratorios.
  • Dolor neuropático crónico, que es una sensación de dolor anormal que proviene de los nervios dañados.
  • Problemas en la función sexual: Las lesiones medulares pueden causar problemas de erección y eyaculación en los hombres; y de lubricación en las mujeres. 
  • Espasmos musculares: Es posible experimentar espasmos musculares involuntarios, que pueden ser incómodos o dolorosos.
  • Problemas circulatorios: Las personas con lesiones medulares pueden experimentar cambios en la presión arterial, así como hinchazón en las extremidades.
  • Problemas emocionales: Adaptarse a una lesión medular puede tener un impacto emocional significativo. Depresión, ansiedad, frustración y trastornos de adaptación son comunes en estos pacientes.
  • Cambios en la percepción corporal: Algunas personas experimentan una sensación de desconexión o distorsión en la percepción de su propio cuerpo debido a la lesión medular.

Preguntas frecuentes sobre una lesión medular